Los cereales… ¿Buenos o malos?

La proporción de la nutrición que el organismo de los perros obtiene de los cereales es pequeña. Ello explica por qué la mayoría de los perros alimentados con pienso excretan heces blandas y de gran tamaño; lo que a su vez significa que el perro no está procesando bien el alimento.
Muchos veterinarios admiten que el maíz, el trigo y la soya pueden causar alergias, así como problemas del pelo y dermatológicos. Por otra parte, el exceso de cereales puede ser uno de los factores en el origen de la obesidad canina, tan frecuente en la actualidad, y que al mismo tiempo, puede causar o agravar otros problemas de salud.
Las dietas con una proporción grande de cereales favorecen la mala salud dental, lo que puede conducir a infecciones del sistema y al debilitamiento de todos los órganos importantes. He leído estadísticas que indican que el 85% de los perros mayores de 3 años padece problemas periodontales, fundamentalmente por comer una dieta consistente en pienso blando.
UNOS DIENTES MÁS BLANCOS Y LA DESAPARICIÓN DEL MAL ALIENTO SON DOS DE LOS PRIMEROS BENEFICIOS (CON FRECUENCIA SE APRECIA EN UNAS POCAS SEMANAS) DE LA DIETA DE ALIMENTO CRUDO.

 

dog_food_treats

Pin It on Pinterest

Share This