La idea de dar a los perros alimentos crudos se fundamenta en que los perros tienen un ADN prácticamente igual al de los lobos y otros cánidos salvajes, y por tanto, deben comer una dieta similar. Los perros no están preparados para comer los cereales y carbohidratos que constituyen el 40% o más de la composición de la mayoría de los piensos industriales; ellos obtienen la energía fundamentalmente de las grasas y proteínas.

 

Pese a los siglos de domesticación, en lo fudamental, el perro sigue siendo internamente el mismo animal que su primo salvaje con de potentes enzimas digestivas que disuelven y digieren rápidamente carne, huesos y materia vegetal predigerida. Por ello, la mejor manera de satisfacer sus necesidades nutritivas es administrarle la dieta cruda y fresca que la evolución ha dispuesto para su prosperidad.

 

La dieta de alimentos crudos proporciona numerosas bacterias y enzimas que favorecen la presencia de un sistema inmunológico sano, e incluso un mimado perro doméstico tiene unos ácidos gástricos lo suficientemente fuertes y un sistema digestivo más corto que puede enfrentarse fácilmente a la cantidad de bacterias que contiene la carne cruda.

 

 

 

 

 

Fragmento de La Dieta de Alimentos Crudos canina: Fácil Para Ti y Para Tu perro,  Carina Beth.

Pin It on Pinterest

Share This