Tanto los perros como los gatos comen hierba y otras plantas. A veces estas hierbas actúan como colaborador para deshacerse de las bolas de pelo o del alimento corrompido. Sin embargo, muchas veces eso no sucede, por lo que tal vez el material vegetal tiene algún valor nutritivo o medicinal, o sólo un sabor agradable.

La ingestión de plantas y hierbas constituye un comportamiento normal. El modo más eficaz para evitar que se coman las plantas consiste en mantenerlas fuera de su alcance.

Recuperado de Nutrición Clínica del perro y el gato de J.M. Wills.

7

Pin It on Pinterest

Share This