El tamaño y la forma de los órganos en los perros son muy diferentes a los nuestros. Los perros tienen mandíbulas hechas para cortar y no para masticar. Su saliva no contiene enzimas pre-digestivas como la nuestra, pero su estomago es más largo, expandible (ocupando hasta ocho litros en razas gigantes) y más ácido para digerir a las “presa” engullida de un trago.difer

Pin It on Pinterest

Share This