El sobrepeso aparecerá como consecuencia de un balance positivo de la energía, esto es, el aporte de energía excede al gasto de la misma, lo que origina la formación de excesivo tejido adiposo.

Los factores genéticos pueden ser importantes para el perro, sin embargo, otro factor importante es no tener en cuenta la energía adicional obtenida de los tentempiés, obsequios y otros alimentos suplementarios  que el dueño da a los animales.

La realización de ejercicio insuficiente puede ser consecuencia de la imposibilidad del dueño para dedicar el suficiente tiempo al animal doméstico, o podría ser consecuencia de la modificación de las circunstancias.

El conocimiento de los factores que pueden haber cooperado en el desarrollo de la obesidad en un perro, incluyendo los posibles aspectos genéticos, factores tales como la castración y los factores ambientales o sociales, facilitarán los programas de reducción del peso que han de ser adaptados a cada uno de los casos.

Recuperado de Nutrición Clínica del perro y el gato de J.M. Wills.

 

pp

Pin It on Pinterest

Share This