La utilización de alimentos caseros es correcta siempre que se cubran las recomendaciones nutritivas y se empleen las tablas de composición de los alimentos destinadas a esa especie. En este sentido, la elaboración de las raciones se basa en los diferentes estudios sobre alimentación animal y debería ser el veterinario el responsable del diseño de la misma.

Existen además algunos riesgos a tomar en cuenta en la decisión de alimentar a las mascotas con alimentos hechos en casa:

1.-Tener una falsa idea sobre una correcta nutrición humana.
2.-Una percepción errónea sobre las necesidades nutritivas de la mascota.
3.-Elección y sustitución de materias primas.
4.-Información obtenida a través de canales no especializados: foros de internet, otros propietarios, criadores, publicaciones no especializadas…
5.-LA PREPARACIÓN DEL VETERINARIO EN EL ÁREA DE NUTRICIÓN Y ALIMENTACIÓN.

Por estas razones, estadísticamente hablando, mas del 50% de la recetas no cumplen con las necesidades nutritivas, ocacionando entre otros problemas nutricionales:

-Exceso de Nutrientes: Exceso de proteínas o proporciones calcio:fósforo anómalas.
-Deficiencia: Energía, vitaminas o grasas.
-Anti-nutritivos: Tiaminasa en el pescado crudo.
-Tóxicos: Derivados sulfurados en el ajo y en la cebolla

Pin It on Pinterest

Share This